El Temazcal, una Práctica Curativa Azteca – Jasha SPA JW Marriott Los Cabos

Por Antonio Vargas

Temazcalli, “La casa donde se suda”. La palabra es de origen azteca, el idioma es el náhuatl; los temazcales son los baños de vapor usados por las culturas Mesoamericanas con fines medicinales y de desintoxicación. Hoy en día la tradición se conserva y una gran cantidad de personas continúan limpiándose entrando a los numerosos temazcales que se encuentran dentro de la república Mexicana.

Jasha Spa contribuye a esta importante tradición ancestral Mexicana y dentro de sus instalaciones mantiene un amplio temazcal que ofrece este tipo de limpieza del México Antiguo a sus visitantes. Debo mencionar que mi experiencia fue muy grata, tanto Silvia como Jorge, que son los guías espirituales de esta breve jornada, fueron de lo más amable y pude percatarme de su tremendo conocimiento en la materia y de sus años de experiencia.

Silvia y Jorge

Creo también importante mencionar que el temazcal en Jasha Spa es considerado terapéutico, pues el calor adentro no es tan intenso como el que se siente en un temazcal completamente tradicional, cuya altura no debe sobrepasar el metro y medio y es tremendamente caliente, si tuviera que hacer una analogía lo compararía con las salsas, las hay muy picosas para los paladares Mexicanos y las que no contienen picante y solo el agradable sabor para los paladares no latinos. El temazcal en Jasha Spa es totalmente amigable y puedes obtener la experiencia de esta tradición Mexicana sin tener que experimentar el intenso calor de un temazcal de las minúsculas dimensiones Mexicas.

Jasha Spa es divino. También tuve la oportunidad de usar las facilidades y debo decir que tenía mucho tiempo que no disfrutaba de la terapia del agua, los hidromasajes y los saunas. El personal en el Spa es totalmente atento y completamente discreto. Me enamoré en un instante. Realmente quiero repetir la experiencia y espero que sea antes que después. Agradezco a todos los colaboradores del Spa por su atenta consideración y su humana conversación. Visitar Jasha Spa en el JW Marriott es algo que realmente quiero volver hacer.