Las Posadas

Ha llegado diciembre y las fiestas tradicionales navideñas en México comienzan a sentirse desde los primeros días del mes. De manera oficial, las posadas, fiestas de origen católico, comienzan a partir del día 16 de diciembre y se extienden hasta el día 24; curiosamente estas fechas coinciden con una importante fiesta ceremonial Mesoamericana. Mientras en Europa se celebraba la natividad cristiana, en el centro de México se celebraba el Panquetzalistli, que viene a ser el quinceavo mes del calendario azteca y celebraba el advenimiento de Huitzilopochtli, dios de la guerra asociado de manera muy cercana con el sol.

Huitzilopochtli, dios azteca de la guerra, asociado con el sol

Podríamos decir que ambas fiestas religiosas comparten otro elemento, el mensaje de vencer al mal y recibir los frutos de la divinidad. Al romper la piñata durante una posada, se está venciendo al demonio; los siete picos de la piñata representan los siete pecados capitales, los frutos, los dulces y la colación que se encuentran dentro simbolizan la bendición de dios. Durante el Panquetzalistli, los aztecas hacían una ofrenda en la cual amarraban papel a los todos los árboles que les proveían sustento y materiales, de esta manera se cura a la planta y se obtiene la bendición de la tierra en los alimentos y su reproducción favorable.

Tradicionales piñatas de siete picos

Con el carácter festivo de los Mexicanos se continua con estas celebraciones, sin embargo se ha modificado el ritual, pues hoy en día también se le llama posada a las fiestas de cierre de año que hacen las empresas o grupos de amigos por estas fechas. Tradicionalmente se cantan villancicos y el muy conocido “Os Pido Posada”, se encienden velas, luces de bengala y se hace una procesión. Se rompe la piñata, se comparten frutos y dulces, se bebe el tradicional poche o atole; Cuando se asiste a las posadas que hacen el rito tradicional, se encuentra uno en un ambiente muy familiar.

Las posadas celebran los días que pasaron María y José en su viaje de Nazaret a Belén; José se dirigía a cumplir sus obligaciones fiscales, María lo acompañó en el camino. Nueve días duró la jornada, al llegar fueron rechazados en varias casas y el mesón, encontraron refugio en un establo provisto por un buen hombre y fue ahí donde María dio a luz a Jesús. El origen de la celebración de las posadas va de la mano con la representación teatral de La Pastorela, su objetivo es evangelizar y contar de manera lúdica la historia del advenimiento de Cristo a este mundo.